Nuevo Sale Monakolin-K 10mg+Q10 50mg+D3 5mcg para el colesterol Ver más grande

Monakolin-K 10mg para el colesterol

Nuevo producto

El colesterol es una sustancia grasa natural presente en todas las células del cuerpo humano necesaria para el normal funcionamiento del organismo. La mayor parte del colesterol se produce en el hígado, aunque también se obtiene a través de algunos alimentos. 

Más detalles

    La sangre conduce el colesterol desde el intestino o el hígado hasta los órganos que lo necesitan y lo hace uniéndose a partículas llamadas lipoproteínas. Existen dos tipos de lipoproteínas:

    De baja densidad (LDL): se encargan de transportar nuevo colesterol desde el hígado a todas la células de nuestro organismo.
    De alta densidad (HDL): recogen el colesterol no utilizado y lo devuelve al hígado para su almacenamiento o excreción al exterior a través de la bilis.

    Según esta interacción podemos hablar de dos tipos de colesterol:

    Colesterol malo: el colesterol al unirse a la partícula LDL se deposita en la pared de las arterias y forma las placas de ateroma.
    Colesterol bueno: el colesterol al unirse a la partícula HDL transporta el exceso de colesterol de nuevo al hígado para que sea destruido.

    Las estatinas son medicamentos usados para bajar el colesterol e interfieren con la producción de colesterol en el hígado. Bajan los niveles del colesterol malo y suben los niveles del colesterol bueno y pueden atrasar la formación de plaquetas en las arterias.

    Las estatinas son relativamente seguras para la mayoría de las personas, pero no son recomendadas para mujeres embarazadas o para personas que sufren enfermedades del hígado. También pueden provocar serios problemas musculares. Algunas estatinas pueden interactuar negativamente con otros medicamentos.

    Las estatinas también se denominan «inhibidores de la HMG-CoA reductasa». La HMG-CoA reductasa es una enzima que ayuda al organismo a producir colesterol. Las estatinas ayudan a bloquear esta enzima, lo cual hace que el organismo produzca menos colesterol. Los niveles reducidos de LDL pueden dar lugar a niveles más bajos de triglicéridos y niveles más elevados de colesterol HDL (el «colesterol bueno»).

    Los agentes hipolipemiantes del tipo estatinas, inhiben la enzima responsable de la biosíntesis del colesterol y de la CoQ10, por lo que la administración de estos medicamentos podría comprometer las concentraciones CoQ10, al reducir su síntesis. 

    La sangre conduce el colesterol desde el intestino o el hígado hasta los órganos que lo necesitan y lo hace uniéndose a partículas llamadas lipoproteínas. Existen dos tipos de lipoproteínas:

    De baja densidad (LDL): se encargan de transportar nuevo colesterol desde el hígado a todas la células de nuestro organismo.
    De alta densidad (HDL): recogen el colesterol no utilizado y lo devuelve al hígado para su almacenamiento o excreción al exterior a través de la bilis.

    Según esta interacción podemos hablar de dos tipos de colesterol:

    Colesterol malo: el colesterol al unirse a la partícula LDL se deposita en la pared de las arterias y forma las placas de ateroma.
    Colesterol bueno: el colesterol al unirse a la partícula HDL transporta el exceso de colesterol de nuevo al hígado para que sea destruido.

    Las estatinas son medicamentos usados para bajar el colesterol e interfieren con la producción de colesterol en el hígado. Bajan los niveles del colesterol malo y suben los niveles del colesterol bueno y pueden atrasar la formación de plaquetas en las arterias.

    Las estatinas son relativamente seguras para la mayoría de las personas, pero no son recomendadas para mujeres embarazadas o para personas que sufren enfermedades del hígado. También pueden provocar serios problemas musculares. Algunas estatinas pueden interactuar negativamente con otros medicamentos.

    Las estatinas también se denominan «inhibidores de la HMG-CoA reductasa». La HMG-CoA reductasa es una enzima que ayuda al organismo a producir colesterol. Las estatinas ayudan a bloquear esta enzima, lo cual hace que el organismo produzca menos colesterol. Los niveles reducidos de LDL pueden dar lugar a niveles más bajos de triglicéridos y niveles más elevados de colesterol HDL (el «colesterol bueno»).

    Los agentes hipolipemiantes del tipo estatinas, inhiben la

    enzima responsable de la biosíntesis del colesterol y de la CoQ10, por lo que la administración de estos medicamentos podría comprometer las concentraciones CoQ10, al reducir su síntesis. 

    La monakolina K es un producto obtenido a través de arroz fermentado y que se ha utilizado durante siglos en China para el tratamiento de diferentes problemas tales como digestivos y circulatorios.

    Los principios activos de la levadura (Monascus purpureus) que crecen en el arroz están compuestos por monakolinas. Estos compuestos inhiben la síntesis del colesterol y la monakina K actúa como un potente inhibidor de la HMG-CoA reductasa o lovastatina.

    Se conoce que la levadura roja de arroz contiene catorce compuestos activos denominados monacolinas, las cuales inhiben la síntesis hepática de colesterol. Aunque numerosos estudios han sugerido que el uso de la levadura roja de arroz puede ser efectivo y seguro para disminuir el colesterol, es muy importante utilizar los 10mg del compuesto activo monakolina K para combatir la hipercolesterolemia.

    La CoQ10 es una molécula lipofílica, perteneciente a la familia de las ubiquinonas, que se encuentra ampliamente difundida tanto en las células vegetales como animales. Aunque se trata de una molécula cuya síntesis se realiza en el organismo, los estudios científicos han demostrado que cuando se suministra vía oral, se absorbe e incrementa su concentración a nivel plasmático. Se ha documentado en estudios animales que conforme aumenta la edad decrecen los niveles de CoQ10 en tejidos como el corazón y el músculo. Estudios similares realizados en personas demuestran así mismo este paulatino descenso con la edad. De particular interés resulta contrastar como la concentración de CoQ10 en los tejidos cerebrales, gris y blanco, declina a partir de los 45 años de edad, mientras que en el caso del tejido miocárdico, el nivel empieza a descender a partir de los 20 a 25 años.

    Se ha detectado una baja concentración de CoQ10 en el tejido miocárdico de pacientes con trastornos cardiovasculares y con enfermedad arterial coronaria. También se ha observado una baja concentración plasmática de CoQ10 en pacientes tratados con estatinas para el control de las hipercolesterolemias.

    A este último punto es importante señalar que la ingesta de CoQ10 desciende la capacidad de peroxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL), factor importante en la génesis de la aterosclerosis.

    En adultos en general se recomiendan dosis de 30-60mg al día, para prevenir su deficiencia y para mantener concentraciones séricas normales.

    La vitamina D es una vitamina liposoluble que regula el metabolismo del calcio y es necesaria para la calcificación de huesos y dientes. La vitamina D se encuentra principalmente en dos formas D2 (ergocalciferol) y D3 (colecalciferol). La vitamina D2 esta derivada de material vegetal , y la D3 es la forma activa en que este nutriente se encuentra en mamíferos y humanos. El hígado y los riñones son los dos órganos que funcionan para convertir la vitamina D a su forma activa de la hormona, vitamina D3.

    Investigadores del Centro Médico Intermountain en Utah analizaron los registros de pacientes para determinar la relación entre sus niveles de vitamina D y los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. El equipo examinó más de 40.000 archivos y encontró que los niveles bajos de vitamina D aumentan significativamente el riesgo de tener colesterol alto. El estudio se publicó en la edición de octubre de 2010 de "The American Journal of Cardiology." 

    Modo de empleoTomar 1 cápsula junto con la cena.
    Presentación / formatoFrascos de 30 cápsulas de origen vegetal
    TratamientoColesterol

23 otros productos de la misma categoría: